Anatolia

¡Hay que luchar, amiga!

Anatolia y yo nos encontramos en el mercado artesanal de Huaraz, Perú, donde vende todos sus géneros de punto. A pesar de su vida simple llena de trabajo la sonrisa en su cara nunca parece desaparecer.

¿Qué le hace lo más feliz?
Cuando amanece el día, cuando amanece es bonito, a mi me gusta. Cuando amanece el día trabajamos, hacemos muchas cosas. Todo esto esta hecho a mano, lo hacemos nosotros.

Le gusta este tipo de trabajo?
Si, ya me acostumbré, quiero trabajar así. Ya me he acostumbrado a tejer y no tengo tiempo para otras cosas. Y qué le gusta hacer cuando no tiene que trabajar? Pues, claro, cuando me descanso voy por Chacras, mi tierra. Ahí tengo mi papá, tengo mis hermanos. Ahí voy a visitarles. Mi papá ya tiene 86 años, pero vive, está bien. Hace su vueltita, siembra sus cebollitas, su lechuga, todas sus verduras. Sí, ahí voy.

Hay una lección especial que ha aprendido de su papá?
Ah mi papá, sí. Me ha educado bien. Ser honorada, ser trabajadora. A las 4 de la mañana me llamaba a levantar a regar maíz, choclo, papa. Sembraron bastante. Ellos cuando cosechaban se vendían bastante en el mercado. Igual ahora estoy acostumbrado a levantarme a las 4 o 5. Empiezo en la casa, lavo mi ropa, me baño, me vengo así. Es necesario, en el día tengo que hacer muchas cosas, no tengo tiempo mucho para otras cosas.

Cuál es su desafío más grande de momento?
No, ahorita no. Tranquilo estamos, sí. Mi esposo trabaja, mi hijo estudia, mi hijo se va a hacer su clase en Lima, y vuelve, aquí va a estudiar otra carrera, así estamos, andando bien.

Wow, felicidades. Es la primera vez que alguien dice que „no, no tengo problemas“. Haha, si, ando feliz. Así me parece. No hay muchos problemas. Puede ser que hay también… no estamos libre de nada, no? Sí, puede ser. Pero ahorita, no, tranquilo, estamos bien. Mi esposo ahora esta en vacaciones, se va a Chacras a sembrar sus papas, esta cultivando. Eso es todo.

Sí podría dar algún consejo a todo el mundo, qué sería?
Que consiguen trabajo y trabajen con unos otros también, tranquilo, libremente, que no cometan en otras cosas, no? Apoyarles que trabajan, que hacen esfuerzo como nosotros.

Tiene algún deseo para el futuro?
Sí, seguir trabajando, seguir por adelante. A usted le gusta trabajar mucho, no? Haha, sí, hay que seguir por adelante, si, no hay que quedar atrás, ¡hay que luchar, amiga!

Si este post te inspira, por favor, compártelo y déjame saber en los comentarios.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *